Como fotógrafo de bodas sé que no hay dos iguales y por eso me gusta saber qué tenéis planeado, vuestras ilusiones y expectativas. Os invito a poneros aquí en contacto conmigo para hablar y escuchar las inquietudes que tenéis para ese día.
Ser fotógrafo de bodas en Valencia no es solo mi trabajo; he de confesar que me apasiona, por eso el día de la boda pongo todos los sentidos y no pierdo detalle de lo que ocurre a vuestro alrededor ya que hay momentos especiales con los familiares e invitados que sería una lástima que no se reflejaran como se merecen en el reportaje.
Me gusta trabajar haciendo los menos posados posibles, que todo fluya con naturalidad y así poder capturar vuestras sonrisas más sinceras y todas las emociones del momento junto a vuestros seres queridos.