Como fotógrafo de bodas me gusta unir la fotografía natural con una fotografía más cuidada, creativa y artística alejándome de los clásicos posados y fusionando estilos vanguardistas siendo una alternativa para aquellos novios que buscan un reportaje creativo, espontáneo, natural y diferente.

A todas las bodas contratadas, siempre asisto personalmente como fotógrafo. Cada boda es única y por ello quiero ofrecer la mejor calidad y conseguir un trato más personalizado desde la contratación, hasta la entrega final del álbum y las fotografías.

No creo en la forma de trabajar teniendo varios fotógrafos en diferentes bodas, sin que los novios hayan tenido un trato cercano con ellos, o sepan con exactitud cuál es el trabajo real de ese fotógrafo.

De esta forma quiero transmitir toda la seguridad a las parejas que el trabajo que voy a entregar  tendrá la misma calidad que por el que ha sido contratado.

Los premios recibidos avalan que realmente tendréis un recuerdo único y de gran calidad. Un estilo que mezcla las palabras, boda y arte.

Podréis elegir entre diferentes packs y opciones para llevaros a casa el mejor recuerdo de un día cargado de emociones. Mi estilo se caracteriza por fusionar lo artístico con lo cotidiano, buscando siempre la perfección y unas imágenes expresivas.