Cada boda es diferente y ya que me ajusto a las necesidades de cada pareja lo mejor es quedar un rato en el estudio para haceros un presupuesto personalizado, veis como trabajo y seguro que os llevareis algún regalito…